Estamos acostumbrados a ver errores de retoque fotográfico en redes sociales o en revistas. Incluso algunos de estos fallos se han vuelto virales cuando algunas publicaciones han querido retocar más allá de la realidad. Aunque no es tan común en el caso de la fotografía de ecommerce, un retoque incorrecto o excesivo puede ahuyentar a tus clientes y provocar que no compren en tu tienda.

 

Tu tienda online debe ser el escaparate para tus productos y asemejarse a la realidad. El cliente tiene que ser capaz de ver cómo un producto será una vez le llegue a casa y lo tenga entre sus manos.

 

Un retoque poco natural o excesivo tal vez consigue una venta tras impresional al consumidor. Pero la decepción al recibir el producto también puede causar que éste no vuelva a comprar en tu tienda online y no la recomiende a su círculo de conocidos. También puede ir más allá y devolver el artículo o poner una queja en alguna plataforma online. Allí donde llegará a más gente que no querrá comprar en tu web. A cualquier empresa le interesa conservar un cliente a largo plazo. Esto significa mantenerle satisfecho con sus compras online para que repita la experiencia y lo recomiende a sus conocidos. Así que es importante que los productos sean lo más fieles a la realidad posible.

 

 

Esto no significa que no tengan que pasar por un proceso de retoque fotográfico, ya que los productos deben ser atractivos para que llame la atención del comprador. Lo recomendable es un retoque natural y acertado, que pueda pasar desapercibido. Este tipo de trabajo requiere profesionales que dediquen tiempo y atención a cada detalle para que cada una de las fotografías subidas a una tienda online sean ideales.

 

¿Alguna vez has visto algún error de retoque en un eCommerce? ¡Cuéntanos más en cualquiera de nuestras redes sociales! Y si necesitas ayuda con el retoque de tu tienda online, contáctanos y te proporcionaremos el servicio que necesitas.